Blog

» Un día con un guía local de la Península de Osa

Nuestro día empezó a las 5:15 a.m. en el Hotel Danta Corcovado Lodge cerca de Puerto Jiménez; estamos listos para empezar un día lleno de naturaleza y actividades al aire libre. Después de alistarnos nos dirigimos a la recepción del hotel donde Jairo Alpizar, el guía de planta nos estaba esperando con un café recién chorreado.

Danta-View-Jungle2

Jairo es oriundo de la zona de Puerto Jiménez, amante de las motocicletas y el ciclismo de montaña, pero sobre todo un excelente guía, apasionado observador de aves y aventurero.

La primera actividad del día fue visitar una plataforma de observación de aves con que cuenta el Hotel Danta Corcovado Lodge, nos tomó aproximadamente unos 15 minutos llegar y el sendero estaba en muy buenas condiciones.

La plataforma podría tener entre unos 6 a 8 metros de altura y estaba localizada en un área con muy buena vista de los alrededores, para ser sincero esperamos un tour normal de observación de aves pero todo eso cambió a escasos 15 minutos de haber subido a la plataforma.

Jairo empezó a mostrarnos una gran cantidad de aves que se encontraban alrededor, vimos carpinteros, tangaras, lapas, colibrís entre otras especies que lucían sus bellos colores, pero entre todas estas especies, los tucanes fueron los que decidieron posarse justo arriba de nosotros y acompañarnos por más de dos horas que estuvimos ahí.

Nuestra siguiente actividad era visitar la finca El Atardecer, un lugar que se encuentra aún más adentro de la montaña. Jairo nos fue guiando por los caminos de lastre, y no pudimos evitar parar en más de una ocasión para admirar una pareja de trogones y el hermoso Zopilote Rey.

Al llegar a esta finca nos esperaban varias sorpresas y tal vez una de las mejores experiencias que hemos vivido como blogueros. Jairo rápidamente con ayuda del dueño de la finca comenzó a rastrear un ocelote (un gato salvaje) que visita la finca frecuentemente.

Ocelot2 (1)

Para nuestra suerte el ocelote había sido visto cerca de unas de las casas de la finca momentos antes de nuestra llegada, nos apresuramos a movilizarnos a esta área y en cuestión de minutos Jairo visualizo el ocelote descansando cerca de un árbol.

Después de tan increíble encuentro el dueño de la finca nos llevó a ver unas serpientes, nunca había tenido la experiencia de poder admirar esta imponente víbora a solo metros de distancia.

Al media tarde decidimos regresar ya que las nubes empezaban a advertirnos sobre lo que iba a acontecer, muy agradecido Jairo se despidió de todos en la finca amanecer y regresamos a nuestra base el Hotel Danta Corcovado.

Sin duda alguna la Península de Osa es uno de los mejores lugares para disfrutar de la naturaleza, estamos muy agradecidos con Jairo, Merlyn y David por habernos recibido en su casa y mostrarnos un poquito de todo lo que tienen que ofrecer.

Si querés vivir esta experiencia te invitamos a que visités el sitio del Hotel Danta Corcovado Lodge, ubicados en Chacarita de Puerto Jiménez y si quieres ahorrar tiempo puedes tomar uno de los vuelos diarios de Sansa a el aeropuerto de Jiménez.