¿Dónde puedo realizar cabalgatas en el país?

Si sos amante de los paseos a caballo y de disfrutar de diferentes escenarios, prestá atención a los lugares donde podés hacerlo. 

Vivimos en una tierra llena de aventura y de paisajes inimaginables, así que no será para nada complicado buscar un nuevo lugar para esta actividad. 

De hecho son muchos los alojamientos, y lugares turísticos que ofrecen estos tours los cuales pueden combinar zonas costeras, montañosas y hasta rodeadas de ríos.

Recordá que no todos los terrenos son aptos para la actividad, por eso es muy importante que la empresa que te brinde este tour cumpla con los estándares de calidad como: guías certificados e implementos de seguridad.

Pacífico Norte: 

Disfrutá de vistas panorámicas hacia el mar y de paso cabalgá muy cerca de las playas: Conchal, Avellanas, Playa Negra, Junquillal y San Juanillo.

Si querés experimentar el bosque tropical seco, podés realizar una cabalgata alrededor del Parque Nacional Rincón de la Vieja. 

Pacífico Central: 

En Puntarenas podés disfrutar una aventura en el bosque nuboso de Monteverde o bien cerca de playa Herradura, Jacó, Quepos y cerca de la Catarata Nauyaca en Dominical.

Valle Central: 

Las montañas de San Gerardo de Dota es otra excelente opción para vivir al máximo esta actividad y además aprovechá para realizar caminatas y tour de aves.

Zona norte:

En esta zona del país podés visitar las faldas del volcán Arenal en la Fortuna de San Carlos y el cantón herediano, Sarapiquí. Acá podrás realizar paseos por medio de bosques, ríos y sin duda apreciar la increíble biodiversidad que los rodea. 

Caribe:

Si estás turisteando en la zona del Caribe también podés practicar esta actividad en las cercanías del Refugio de Vida Silvestre Gandoca- Manzanillo. Aprovechá para irte con toda la familia y descubrir todo lo que tiene este lugar para vos.

Por su seguridad:

-Llevá pantalón largo, zapatos fuertes, bloqueador solar. Exigí casco.

-No grités o hagás movimientos bruscos cerca del caballo, lo podés asustar.

-Cuando cabalgués, fijate en el rumbo para evitar que te golpeés con las ramas de los árboles u otros obstáculos.

-Comprobá siempre el ajuste de los estribos para que queden al tamaño de tus piernas. 

-No es recomendable cabalgar por las calles, si tenés que pasar por una hacelo siempre por el lado derecho y cuidando si tenés que cruzar. 

-Confirmá siempre que la compañía cuente con guías experimentados y con los seguros correspondientes. 

Regresar a Turisteando