Naturaleza refrescante

Dominical, Puntarenas.

¡Aventura pura!

 

Traje de baño, ropa y zapatos cómodos, una gorra o sombrerito, bloqueador solar, repelente y todas nuestras ganas de aventurarnos: maleta completa. ¡Nos fuimos a disfrutar de las Cataratas Nauyaca!

En esta oportunidad tomamos rumbo hacia el sur de nuestro país. Nuestro destino final: Dominical. Si aún no has ido por esa zona, te comentamos que hay dos vías bien comunes para llegarle:

La Costarera. Tomás la ruta 27 hasta Dominical para luego desviarte en la carretera 243 hacia San Isidro del General en Pérez Zeledón, avanzás por cerca de 10 km hasta toparte a tu derecha con la entrada a la propiedad que tiene la catarata. Tiene rótulo, no te perderás.

La Interamericana. Esta segunda opción te la vas a topar a tu izquierda pues llegarás en el otro sentido. En este recorrido te irás por la Interamericana hasta San Isidro y en ruta 243 avanzás por 26 km hasta tu destino final.

Inicio de la aventura

Madrugamos para que nos rindiera el día y cerca de las 6 de la mañana ya estábamos en carretera. Nos decidimos por la primera ruta que te comentamos y alrededor de las 8:30 a.m. llegamos hasta el puente baley en Parrita. ¡Hacía tal calor! Es una zona muy hermosa pero es húmeda y con altas temperaturas. Así que te recomendamos que tratés de llevar algo de hidratación y algunos snacks para que entretengas en el trayecto y no tengas que estar deteniéndote por ellos en el camino.

Es importante que sepás que para llegar hasta la catarata hay que recorrer unos 6 km desde la entrada principal. Vos elegís si los caminás, los hacés a caballo o usás el transporte 4×4 del lugar. Por eso la merienda previa nunca es mala idea, nos da energía y es importante mantenerse bien hidratados.

Opciones variadas para disfrutar de la aventura

– Caminata
Si te decidís por caminar, solo debés pagar de entrada $6 (o su equivalente en colones). Te recomendamos llevar zapatos cómodos, aplicarte bloqueador solar y llevar hidratación. Podés avanzar en tu carro por cerca de 2 km, hasta el parqueo que pone a tu disposición Nauyaca Waterfalls, la empresa que da los tours a estas cataratas. Luego caminás por 4 km por el sendero de lastre, el cual está en muy buenas condiciones. La duración del recorrido depende de tu paso. Sin embargo, la administración del lugar recomienda que no caminen niños muy pequeños o personas con algún problema de salud cardíaca, obesidad, asma, mujeres embarazadas o si presentás alguna condición física que te impida hacer este tipo de actividad. La dificultad es moderada, especialmente por factores de la distancia a recorrer vs el calor.

– 4×4 Económico
Nuestra elección del tour fue irnos en carro hasta la catarata. Cada hora (desde las 7 am hasta el medio día) sale un pick up que ha sido acondicionado para que vayás sentado en el cajón junto con otras 9 personas, cada una debe pagar $28 (en colones también se puede). Incluye la entrada y el transporte ida y regreso. Podés estar dos horas en la catarata. Solo debes caminar 200 m.

– 4×4 Premium / Tour a caballo
Estos servicios se brindan por separado, pero ambos incluyen el transporte ida y regreso (a elegir entre el pick up o irse a caballo), entrada, refrigerio, guía, almuerzo y el parqueo. Están disponibles para vos de 8 a.m. a 1:30 p.m. La duración de estos tours es de 7 horas aproximadamente y el costo de cada uno ronda los $70 (o su equivalente en colones) por persona.

¡Ojo! Los domingos no hay transporte en vehículo, para que lo tengás en cuenta.

El trayecto llenó nuestras expectativas. Llegamos maravillados de la hermosa vista, vimos y escuchamos aves y hasta nos topamos con un venado cola blanca. Gran parte del recorrido se hace bajo la sombra de los árboles, pero recordá protegerte con abundante bloqueador solar.

Al cabo de 45 min el cauce del río nos anunciaba que estábamos acercándonos a las cataratas. Al llegar vas a toparte con un sendero que tiene gradas, el cual mide aproximadamente 100 m y funciona como entrada y salida por lo que es obligatorio pasar por ellas. También tendrás a tu disposición en esta área, servicios sanitarios, duchas y vestidores.

Luego de cambiarnos de vestuario… ¡Al agua!

Nauyaca se compone de dos cascadas que pertenecen al río Barucito y su cañón está rodeado de bosque tropical. En la que verás en la parte alta, no es recomendable nadar pues tiene grandes piedras que lo dificultan, pero en la de más abajo sí es posible. Su caída de agua es 45 m, mientras que en la segunda cascada es de 20 m. Esta última tiene una gran piscina natural de 6 m de profundidad. Si te animás y sabés nadar, siempre y cuando haya presencia de un guía, te permiten saltar de una de las caídas de agua (hay varias alturas), pero antes consultá cuál es el lugar más seguro. También podés simplemente relajarte en el agua y disfrutar del entorno.

¡Es el momento de que te animés a conocerlas! #VamosATuristear

Cataratas Nauyaca

– Ubicación: Dominical, Puntarenas – Pacífico Sur.
– Horario: de lunes a sábado de 7 a.m. a 5 p.m. y los domingos de 8 a.m. a 4 p.m.
Lo más tarde que podés estar en las cataratas es 4:30 p.m.
– Costo entrada: ¢3000 (nacionales, presentando cédula).
– Ingreso: caminata, transporte en 4×4 o caballo.
– Dificultad: moderada.
– Mascotas: Sí se permiten, pero con correa.
– Alimentación: se puede llevar o se incluye en algunos de los tours.
– Más información al 2787-0541.